Ceremonia o ritual de la arenas

La ceremonia de la arena o de las arenas es sin duda un bonito ritual que los novios suelen incluir en la realización de las ceremonias civiles que realizo como maestro de ceremonias.

Ceremonia arenasLa ceremonia de las arenas, además se convierte en un ritual idóneo para celebraciones que se realizan a plena luz del día y en espacios abiertos, y en un sustitutivo perfecto de la ceremonia de la luz o de las velas, que en este tipo de condiciones no suele funcionar tan bien – cuantas veces en la ceremonias que he oficiado, han tenido que encender una y otra vez  los novios o padrinos las velas que se apagaban por esa brisilla juguetona e inoportuna, por no hablar de que con luz de día las velas apenas destacan –

Además, según el enfoque que le deis al ritual, la ceremonia de las arenas se puede convertir en una ceremonia muy participativa, de forma que cada uno de vuestros invitados o grupo de amigos o familiares más cercanos, simbólicamente podrá poner un granito de arena con sus mejores deseos para que vuestra vida de casados sea un éxito.

Generalmente, se les da a cada participante un pequeño recipiente transparente con arenas de color (sal gorda coloreada), y de forma progresiva una vez son llamados por el maestro de ceremonias, lo vierten sobre una urna o recipiente de cristal situado en un pedestal o en la mesa del propio maestro de ceremonias u oficiante. De esta forma se va rellenando con diferentes arenas coloreadas dicha urna o vasija de cristal que luego los novios (ya casados) podrán tener como un bonito recuerdo de su boda.

En definitiva, como Maestro de Ceremonias especializado en bodas civiles simbólicas, os recomendaría este ritual como una opción muy poética y participativa.

Si todavía no habéis contratado un maestro de ceremonias u oficiante para vuestra boda, os invito a que consultéis mi servicios en Madrid, Guadalajara, Segovia, Toledo, Ávila o allá donde se me requiera. Saludos!